+591-3-3538799
+591-3 3552429
info@fundesoc.org.bo

El proceso de priorización de necesidades toma en cuenta principios y valores para que los involucrados asuman con responsabilidad y compromiso sus proyectos demandados.

 

Basados en las experiencias y aprendizajes generados desde el año 2012 hasta, 2016 la Fundación Boliviana para el Desarrollo Social (FUNDESOC), ha logrado consolidar una metodología de trabajo bajo un enfoque altamente participativo, aplicando métodos y técnicas que guían los procesos que se implementan a través de los programas y proyectos que se demandan en diferentes comunidades.

Estos procesos, basados en análisis y reflexión buscan motivar a cada uno de los involucrados y fortalecer sus capacidades personales, interpersonales y sociales para lograr un impacto sostenible e integral en sus ámbitos de acción.

En todos los espacios donde interviene FUNDESOC, se propone un enfoque activo y participativo a través de procesos dinámicos e interactivos con los involucrados, para que el proyecto sea asumido de manera constante y comprometida.

Bajo esta perspectiva, dentro de la priorización de demandas y necesidades más latentes de las comunidades, además de recolectar información, se contribuye al fortalecimiento de las capacidades de líderes locales.

Enfoque metodológico

El proceso de priorización de necesidades toma en cuenta una serie de principios y valores que contribuyen a que todos los involucrados asuman con responsabilidad y compromiso sus proyectos demandados. Dentro de los valores y principios que guían este proceso, se mencionan los siguientes:

  • Partir de las experiencias y vivencias de los participantes
  • Igualdad de género
  • Participación activa
  • Respeto por saberes y cultura local

 

“Cabe destacar que el principio de igualdad de género ha permitido lograr la participación activa de las mujeres, tanto en la etapa de priorización de proyectos y necesidades, como en el seguimiento de la ejecución de los mismos, a través de la presencia de al menos una mujer en los Comités de Gestión Comunal” Ana Claudia Alí, Coordinadora de Desarrollo de Medios de Vida

Al mismo tiempo, se fortalecen las capacidades personales e interpersonales de los participantes en cuanto a análisis de problemas, planificación, toma de decisiones asertivas, liderazgo, trabajo en equipo, gestión del conflicto, seguimiento y ejecución de proyectos, entre otros.

“Trabajar con este enfoque metodológico en las comunidades ha permitido a la Fundación centrar sus esfuerzos en el empoderamiento de mujeres y hombres para la toma de decisiones en los espacios comunitarios, que aportaran significativamente a su desarrollo y bienestar, por consecuencia directa a una mejor organización, trabajo en equipo y sinergia” Yadilca Coa Coordinadora de Desarrollo Social.

Proceso operativo

El enfoque de ciclo de proyectos, permite al equipo de profesionales de la Fundación tener una mirada holística e integral del proceso participativo, es así que se aplican una serie de técnicas y herramientas de Diagnóstico Rural Participativo (DRP), análisis de Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas (FODA) entre otros, que promueven el análisis de factibilidad de los proyectos priorizados. De esa manera, además se logra crear ambientes de confianza, camaradería, consulta y por consecuencia se fortalecen las habilidades sociales de los líderes locales, para que en futuros procesos puedan ellos mismos realizar levantamientos de información en sus propios contextos. Comprensión

Como producto de este proceso las comunidades Identifican, evalúan, analizan y priorizan sus necesidades, elaboran un plan de acción que incluye protocolos de ejecución, y se organizan para la implementación y seguimiento de los proyectos.

En el periodo 2016-2017 FUNDESOC ha logrado trabajar con aproximadamente 4.975 personas de diferentes comunidades del Chaco cruceño, quienes han identificado sus propios proyectos, los cuales son ejecutados en el marco de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de empresas del sector hidrocarburos y de otras empresas comprometidas con el crecimiento, desarrollo y mejora de la calidad de vida de los bolivianos.

Estos proyectos se impulsan a través de dos componentes estratégicos: Desarrollo de Medios de Vida y Desarrollo Social. En el primero se ejecutan proyectos de alto impacto socioeconómico en áreas de desarrollo productivo, agua para el desarrollo, vivienda digna y segura entre otros; y en el segundo se ejecutan proyectos de alto impacto social en temas de educación, salud, prevención de riesgos sociales y servicios a empresas en el fortalecimiento de capacidades personales, interpersonales y sociales.

 

 

“Es mejor invertir $US 1 en prevención, que gastar miles solucionando problemas o perder vidas adolescentes…” (UNODC).

 

Todo comenzó con el trágico suicidio de un joven que se introdujo en el mundo de las drogas y no pudo salir; el dolor de su familia se transformó en esperanza a través de este Programa que busca evitar que otros jóvenes y sus familias sean víctimas de los riesgos psicosociales tan prevalentes en nuestro medio: las drogas y el alcohol, la violencia intrafamiliar, el abuso y la presión de las pandillas, entre otros.

 

En Mayo 2017, FUNDESOC, a través de su “Programa Jóvenes Sergio Andrés”, ganó un concurso de la UNODC (Oficina de Naciones Unidas para la Lucha Contra las Drogas y el Delito) en Bolivia, como se evidencia en nota de prensa publicada por la UNODC (www.unodc.org/bolivia). Se trata del Primer Concurso Nacional de Buenas Prácticas en Iniciativas de Prevención, Tratamiento y Reinserción Socio laboral del Consumo de Drogas, de la UNODC.

LAS BUENAS PRÁCTICAS premiadas que viene desarrollando FUNDESOC desde 2012 en este Programa incluyen: un enfoque preventivo y positivo, centrado en las habilidades personales y sociales, que parte de un diagnóstico participativo de la realidad con cada grupo, aplica un proceso estructurado de capacitación con varias actividades, utiliza métodos lúdicos y vivenciales (“aprender haciendo”), trabaja no solo con adolescentes sino también con su entorno adulto (profesores, madres y padres, funcionarios de sub alcaldías), capacita a jóvenes voluntarios e incluye temas de orientación vocacional, proyectos de vida y emprendedurismo para los jóvenes.

LOGROS. Desde el año 2012 el Programa ha capacitado a más de 4,213 niños, niñas, adolescentes y jóvenes y capacitó a más de 1,355 adultos en la identificación y prevención de riesgos psicosociales, llegando de manera indirecta a más de 22,000 personas.

DESAFIOS. Uno de los principales desafíos para el Programa es incrementar la participación de padres y madres de familia en el proceso.

“Este logro no hubiera sido posible sin el apoyo de varias empresas (entre ellas: Bolpegas SRL, Banco Pyme Los Andes ProCredit, GasTransboliviano (YPFB), Emserso, Hotel los Tajibos, Halliburton) y la Familia Carrillo-Gasperin, al Programa Jóvenes Sergio Andrés y nos impulsa a seguir trabajando para evitar que más de 500,000 niños/as, adolescentes y jóvenes vulnerables de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra sean víctimas de los riesgos psicosociales y, al contrario, tengan acceso a mejores oportunidades de empleo y una vida digna y saludable.” Expresó Brigitte Linzzel Presidente del directorio de FUNDESOC.

 

 

 

Animados por los objetivos sociales comunes de mejorar la calidad de vida de la población boliviana en Bolivia y en los Estados Unidos, la Bolivian Foundation for Social Development (BFSD) con sede en Virginia, se asoció con la Fundación Boliviana para el Desarrollo Social (FUNDESOC), que tiene su sede en Santa Cruz de la Sierra. Ambas fundaciones fueron creadas por la Cámara Boliviana de Hidrocarburos y Energía (CBHE).

Entre sus objetivos están el de promover oportunidades de desarrollo para bolivianos que viven en Estados Unidos y en Bolivia, gestionar apoyo para la implementación de proyectos de desarrollo social y económico en comunidades bolivianas en ambos países priorizando inicialmente la juventud, sensibilizar a la población sobre la realidad boliviana, su cultura, problemas y potencial, gestionando recursos y creando alianzas con otras organizaciones públicas y privadas.

Además de compartir objetivos de desarrollo comunes, ambas organizaciones fueron creadas para complementarse y para crear un intercambio positivo de experiencias, conocimientos, personas y recursos entre ambos países.

Hasta el momento la BFSD ha conseguido instituirse legalmente con un directorio compuesto de cinco profesionales, todos con amplia experiencia ejecutiva a nivel internacional en diferentes campos, además de establecer un grupo de amigos y voluntarios de la BFSD muy comprometidos, quienes aportan de diferentes maneras al desarrollo de la fundación y su causa.

Bajo este concepto en Washington en abril de este año un joven profesional boliviano, Pablo Bejar, organizó el primer evento de recaudación de fondos, cuyos recursos serán destinados para el Programa Jóvenes que actualmente es implementado por FUNDESOC en Santa Cruz de la Sierra.

El propósito del Programa Jóvenes, que se espera replicar entre población boliviana necesitada en Estados Unidos, es de desarrollar proyectos para adolescentes y jóvenes de barrios marginales, que les ayuden a tomar buenas decisiones, identificar y encaminar sus proyectos de vida y evitar que sean víctimas de las drogas, pandillas, violencia, abusos, entre otros riesgos sociales.

Otros dos voluntarios profesionales norteamericanos, Greg Payne y Lee Davies, realizaron un estudio para fortalecer las estrategias de gestión de recursos de la BFSD y de FUNDESOC.

En ese sentido, la Bolivian Foundation for Social Development es una organización sin fines de lucro, registrada como una 501c)3 en Virginia, con la misión de contribuir a procesos sostenibles de desarrollo social y económico que mejoren la calidad de vida del pueblo boliviano, aportando así de forma positiva al desarrollo de las personas y familias bolivianas tanto en Bolivia como en Estados Unidos. Su presidente, Ed Miller, nos cuenta detalles de la labor de la fundación.

Entrevista:

Ed Miller, Presidente de la BFSD

Estamos trabajando para ayudar a los jóvenes de Bolivia a tener un mejor futuro”

 

¿Cuál ha sido la razón principal para crear la Bolivian Foundation for Social Development en Estados Unidos?

La BFSD fue creada para organizar un grupo de personas que comparten el interés de ayudar a los jóvenes de Bolivia. Recordemos que la población de Estados Unidos es mucho más grande y la sociedad tiene quizás más desarrollado su sentido de solidaridad frente a los problemas del mundo, entonces, con una base social en Estados Unidos creemos que podemos canalizar los esfuerzos de un grupo de estadounidenses y bolivianos que viven allí para atender diferentes necesidades de los jóvenes bolivianos a través de una relación directa con la fundación local, FUNDESOC.

¿Cuál es el propósito de la BFSD? ¿A quiénes beneficiará este proyecto?

El propósito por el que estamos trabajando es el de apoyar a los jóvenes de Bolivia, la mayoría de los cuales hoy día no tienen claro su futuro y si podemos ayudar a estos chicos a aprender algún oficio técnico, estudiar o trabajar con valores y responsabilidad, ya estaríamos ayudando a la sociedad en mucho, porque ya no serán chicos que vivirán en las calles, no estarán en las pandillas, en las drogas, la prostitución, etc. Al contrario, tendrán un futuro con mejores oportunidades y serán un ejemplo positivo para otros.

¿Cómo se coordina y qué papel juega FUNDESOC en Bolivia?

Actualmente FUNDESOC es nuestro socio implementador para nuestro Programa Jóvenes en Santa Cruz. Buscamos canalizar recursos para este proyecto y estamos armando una iniciativa similar en Estados Unidos, promoviendo intercambios entre jóvenes y experiencias de ambos países.

Su lema “Transformando vidas, abriendo oportunidades” ¿Qué significa?

El sueño para nosotros es que en un futuro cercano podamos asegurar suficiente apoyo y donaciones para sostener y hacer crecer nuestro Programa Jóvenes y de esta manera beneficiar cada año a más jóvenes menos favorecidos en Bolivia y en Estados Unidos, además promoviendo intercambios entre jóvenes de ambos países. Esperamos que en una segunda etapa los (y las) jóvenes que han sido parte de nuestro programa puedan acceder a mejores oportunidades para estudiar en una escuela técnica o universidad con la ayuda de la fundación y que lleguen a ser profesionales, trabajadores o emprendedores exitosos. Eso es transformar vidas, es abrirle una oportunidad a una persona joven que de otra manera no la hubiera tenido. Mi sueño personal es que luego algunos de estos jóvenes, ya profesionales, deseen trabajar con nosotros y ellos lideren la fundación porque serán ellos ejemplos vivos que compartirán sus historias para motivar y ayudar a otros jóvenes.

¿Hasta la fecha cuáles han sido los avances de la BFSD?

El primer año ha sido complejo buscando la forma de cómo armar una fundación hermana en Estados Unidos, pero ya lo hicimos. Tenemos registrada la fundación como entidad sin fines de lucro 501c)3 en el estado de Virginia, podemos trabajar en Estados Unidos y mandar fondos para el proyecto con FUNDESOC en Bolivia, tenemos una contadora que nos está ayudando como voluntaria, otros amigos y voluntarios que están trabajando en diferentes aspectos de la fundación, tenemos una página web y un grupo en Facebook y estamos armando otros espacios para conectar personas interesadas en participar y gestionar fondos y otros recursos para mandar a Bolivia y para el trabajo en Estados Unidos.

¿Cuáles son sus objetivos puntuales de la Fundación para este año?

El objetivo de este año es impulsar al Programa Jóvenes Sergio Andrés en Santa Cruz, principalmente apoyando a los niños y niñas huérfanos del Hogar Francisca Casci, enviando nuestras primeras donaciones a FUNDESOC y también lograr una primera reunión con los directores en Bolivia.

 

Articular esfuerzos entre diferentes actores, complementando roles, recursos y conocimientos permiten lograr una mayor sostenibilidad, impacto y alcance de las iniciativas de desarrollo.

 

En los procesos de desarrollo Social existen múltiples actores con roles diversos y necesarios, y ninguno puede por sí solo generar el desarrollo local deseado y sostenible. “Por ello es tan necesario y útil articular nuestros esfuerzos con diferentes actores, complementando roles, recursos y conocimientos para lograr una mayor sostenibilidad, impacto y alcance de nuestros proyectos y acciones”, manifestó María José Montero, directora Ejecutiva de la Fundación Boliviana para el Desarrollo Social (Fundesoc).

ROLES Y RESPONSABILIDADES

La complementación de roles y responsabilidades de los diferentes actores locales es fundamental en la implementación de proyectos sociales comunitarios, porque permite que los mismos logren un mayor alcance y sostenibilidad.

Jaime Guerra Mendieta Capitán Comunal de una de las tres comunidades favorecidas con el Proyecto de sistema de agua, que llegará a beneficiar alrededor de 60 familias del chaco cruceño, afirma “para mí es un orgullo grande el apoyo de las instituciones, el municipio, las dos ONGs, las empresas, porque este proyecto va a beneficiar a tres comunidades y con el apoyo de todos los involucrados, las familias que vivimos en esta zona tan alejada, vamos a tener agua limpia para tomar, ha sido un trabajo muy bueno”.

El proyecto de construcción del sistema de agua intercomunal requirió más de tres meses de planificación, diseño, coordinación y negociación interinstitucional entre las tres comunidades involucradas, Yeyora, Karapari Alto, y Karapari Bajo, para definir y acordar los roles y responsabilidades de cada actor.

El 74% del proyecto fue financiado con los recursos de compensación socio-ambiental acordados entre Total E&P Bolivie y la TCO Alto Parapeti de acuerdo al DS 2195, permitiendo a tres comunidades destinar parte de sus fondos para resolver su necesidad de acceso al agua. Visión Mundial a través de PDA Arakavi aportó con el 26% de los recursos y el Gobierno Municipal de Cuevo comprometió su apoyo en una segunda fase ; Fundesoc brindó la asistencia técnica y la facilitación del proceso supervisando a la empresa constructora adjudicada, responsable de la ejecución física con participación y capacitación a los comunarios.

Consultada sobre la razón por la cual se buscó esta coordinación interinstitucional, Ana Claudia Alí, Coordinadora de Medios de Vida de Fundesoc mencionó que “con los recursos que disponían las comunidades para una obra de gran envergadura, gestada a partir de la compensación socio-ambiental que recibieron (de la empresa Total E&P Bolivie), era fundamental aunar esfuerzos y sumar recursos para lograr la implementación de su proyecto, asi que éste es un buen ejemplo de cooperación público-privada.”

INTERCAMBIO DE EXPERIENCIAS

El trabajo interinstitucional también contribuye a aprender mutuamente de las diferentes experiencias para poder luego diseñar e implementar iniciativas y proyectos de mayor calidad, sostenibilidad e impacto.

En el foro “Buenas prácticas de gestión del voluntariado”, Willy Shoaie, Rector de la Universidad NUR, manifestó que “el propósito del evento era facilitar un espacio para intercambiar experiencias, estimular la coordinación y aunar esfuerzos entre diferentes instituciones para implementar proyectos comunes de mayor impacto y sostenibilidad”.

El foro organizado por Fundesoc en el marco del proyecto “Ejerciendo el voluntariado para la prevención de riesgos psicosociales”, se llevó a cabo el 29 de octubre de 2017 y reunió a siete instituciones, entre ellas fundaciones, organizaciones no gubernamentales, empresas y universidades que compartieron sus experiencias en gestión del voluntariado para la implementación de proyectos e iniciativas de desarrollo social, con más de 25 organizaciones participantes y aproximadamente 150 estudiantes. Como resultado de este evento cada una de las organizaciones ha logrado recoger experiencias innovadoras, buenas prácticas y lecciones aprendidas para fortalecer sus iniciativas de desarrollo.

ALIANZAS ESTRATÉGICAS

Los acuerdos interinstitucionales entre organizaciones que comparten objetivos comunes, mediante una complementación de fortalezas, conocimientos y recursos permiten a cada institución a generar un mayor alcance y mejores resultados en su trabajo.

Por ejemplo Fundesoc, como parte de la implementación de algunos proyectos, ha establecido convenios interinstitucionales con universidades locales como la Universidad NUR, Universidad Autónoma Gabriel René Moreno y la Universidad Bethesda. Mediante estas alianzas los estudiantes voluntarios reciben una capacitación estructurada y la experiencia de trabajar en un proyecto de desarrollo social y a la vez esto permite que la fundación llegue a beneficiar a una mayor población.

Así también cuenta con una alianza con CUSO Internacional (Cooperación Canadiense) que juega un papel muy importante de asesoría en temas de género y voluntariado. Gracias a ello el personal de Fundesoc ha sido capacitado en temas de género bajo el enfoque de las nuevas masculinidades y durante toda una gestión Cuso apoyó directamente a la fundación con un cooperante de Perú, quien estuvo colaborando como facilitador del programa jóvenes “Sergio Andrés”.

Con objetivos comunes de mejorar la calidad de vida de la población boliviana en Bolivia y en los Estados Unidos, Fundesoc se asoció con la Bolivian Foundation for Social Development (BFSD) con sede en Virginia, para complementarse y para crear un intercambio positivo de experiencias, conocimientos, personas y recursos entre ambos países.

 

Para Fundesoc la coordinación interinstitucional es clave para lograr un mayor impacto en las zonas donde trabaja la fundación, “buscamos complementar roles y responsabilidades y el intercambio de experiencias y conocimientos entre actores que comparten el objetivo de mejorar la calidad de vida de los bolivianos” destacó, María José Montero, Directora Ejecutiva de Fundesoc.

 

 

 

 

La gestión 2016 marcó para la Fundación Boliviana para el Desarrollo Social (FUNDESOC) el sexto año de implementación de proyectos y servicios que contribuyen al desarrollo sostenible comunitario en nuestro país y a la gestión integral de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), a nivel externo e interno.

La Fundación logró desarrollar e implementar en los proyectos varias innovaciones, además de afianzar los métodos y enfoques exitosos que se venían aplicando y consiguió ampliar su área geográfica de acción hacia dos nuevos municipios (Puerto Suárez y Caraparí) y sus respectivos actores locales.

FUNDESOC contribuyó de manera directa al mejoramiento de la calidad de vida de más de 799 familias (con proyectos productivos, de agua, vivienda y fortalecimiento de las organizaciones comunales) y de 2,648 personas (con procesos sociales de capacitación en habilidades para la vida), aportando al desarrollo sostenible de 27 comunidades, en 7 municipios y 3 departamentos del país. Adicionalmente benefició a más de 16,300 personas de manera indirecta, mediante estudios y otros procesos sociales.

Las innovaciones a destacar incluyen el desarrollo, junto a la empresa Total E&P Bolivie, de nuevos métodos participativos para la implementación de fondos de compensación bajo el D.S. 2195.

Por otro lado, se facilitaron cumbres participativas para la elaboración de un plan de desarrollo productivo municipal en el Municipio de Caraparí; otro hito fue la firma de un convenio interinstitucional con CUSO Internacional (cooperación canadiense) que incluye el apoyo de un voluntario para la implementación del programa “Sergio Andrés”, de prevención de riesgos sociales en jóvenes.

Entre los enfoques exitosos que se siguió profundizando en los diferentes proyectos y servicios, se destaca el crecimiento del voluntariado a través de 40 personas, principalmente estudiantes universitarios que apoyaron el programa jóvenes y la autoconstrucción asistida de 163 viviendas sociales dentro del programa de mejoramiento de vivienda de la Agencia Estatal de Vivienda (AEVIVIENDA).

Asimismo, se siguió afianzando el rol natural de FUNDESOC como aliado estratégico para la implementación de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) externa, mediante programas de apoyo a la inversión social comunitaria y compensación, y la RSE interna, mediante la capacitación al talento humano de varias empresas.

Por otro lado, se consolidó la creación de la Bolivian Foundation for Social Development Inc. (BFSD), con base en el Estado de Virginia, Estados Unidos, como socia de FUNDESOC, ya que ambas fundaciones comparten similares objetivos con relación a mejorar la calidad de vida de la población boliviana, trabajando mancomunadamente con los diversos actores involucrados en los procesos de desarrollo sostenible a escala local, nacional e internacional.

Toda esta labor la realizó un equipo dedicado de 32 personas, entre profesionales y técnicos de diferentes ramas, quienes conformaron el capital humano, programático y administrativo, de la Fundación durante 2016 de acuerdo a los requerimientos de los diferentes proyectos y servicios.

Es importante reconocer que estos logros fueron posibles gracias al compromiso con el desarrollo sostenible de las instituciones y empresas que depositaron su confianza en la labor de FUNDESOC, entre ellas: Total E&P Bolivie, Agencia Estatal de Vivienda (AEVIVIENDA), Banco PYME Los Andes Procredit, CUSO Internacional, BOLPEGAS SRL, Gobierno Autónomo Municipal de Caraparí, Gas Transboliviano (GTB – YPFB Corporación), Itacamba y Los Tajibos Hotel & Convention Center.

A partir de 2016, FUNDESOC adscribe sus planes y proyectos a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas. A continuación se presentan los principales logros alcanzados por FUNDESOC durante 2016 de acuerdo a los ODS a los que aportó con sus proyectos:

Logros 2016 según los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS):

ODS 1: Poner fin a la pobreza en todas sus formas en todo el mundo.

  • 2,648 Personas beneficiadas
  • 799 Familias beneficiadas
  • 16,366 Beneficiarios indirectos

 

ODS 2: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible

  • 612 Familias beneficiadas con insumos agrícolas, animales mejorados, maquinaria, servicios y asistencia técnica agropecuaria
  • 1 Comunidad y su Gobierno Municipal beneficiados con el Estudio de Pre Inversión para un Proyecto Turístico
  • 1 Gobierno Municipal y sus 15,366 pobladores beneficiados con un proceso participativo para elaborar el Plan de Desarrollo Productivo Municipal

 

ODS 3: Garantizar una vida sana y promover el bienestar en todas las edades.

ODS 4: Garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todos.

ODS 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas.

  • 1,214 Adolescentes capacitados en la prevención de riesgos psicosociales
  • 94 Adolescentes y 8 Educadores capacitados en salud sexual y reproductiva
  • 316 Adultos (padres, madres, educadores y funcionarios municipales) capacitados en la prevención de riesgos psicosociales
  • 40 Voluntarios/as capacitados en métodos participativos y la prevención de riesgos psicosocialesj
  • 19 Trabajadores de la salud mental capacitados en estándares de prevención del consumo y abuso de drogas
  • 480 Trabajadores capacitados en temas de motivación laboral y métodos participativos.

ODS 6: Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todos.

  • 1 Diseño para la ampliación de un sistema de agua potable comunitario
  • 2 Proyectos de acceso al agua en 4 comunidades, priorizados y en proceso de diseño

ODS 11: Conseguir que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles

  • 208 Familias beneficiadas con el mejoramiento y construcción de viviendas
  • 184 Viviendas sociales mejoradas

Otras áreas complementarias:

Fortalecimiento de las organizaciones comunales:

  • 25 Comités de Gestión de Proyectos Comunales creados y fortalecidos
  • 2 Centros comunales multifuncionales construidos en 2 Comunidades