+591-3-3538799
+591-3 3552429
info@fundesoc.org.bo

El proceso de priorización de necesidades toma en cuenta principios y valores para que los involucrados asuman con responsabilidad y compromiso sus proyectos demandados.

 

Basados en las experiencias y aprendizajes generados desde el año 2012 hasta, 2016 la Fundación Boliviana para el Desarrollo Social (FUNDESOC), ha logrado consolidar una metodología de trabajo bajo un enfoque altamente participativo, aplicando métodos y técnicas que guían los procesos que se implementan a través de los programas y proyectos que se demandan en diferentes comunidades.

Estos procesos, basados en análisis y reflexión buscan motivar a cada uno de los involucrados y fortalecer sus capacidades personales, interpersonales y sociales para lograr un impacto sostenible e integral en sus ámbitos de acción.

En todos los espacios donde interviene FUNDESOC, se propone un enfoque activo y participativo a través de procesos dinámicos e interactivos con los involucrados, para que el proyecto sea asumido de manera constante y comprometida.

Bajo esta perspectiva, dentro de la priorización de demandas y necesidades más latentes de las comunidades, además de recolectar información, se contribuye al fortalecimiento de las capacidades de líderes locales.

Enfoque metodológico

El proceso de priorización de necesidades toma en cuenta una serie de principios y valores que contribuyen a que todos los involucrados asuman con responsabilidad y compromiso sus proyectos demandados. Dentro de los valores y principios que guían este proceso, se mencionan los siguientes:

  • Partir de las experiencias y vivencias de los participantes
  • Igualdad de género
  • Participación activa
  • Respeto por saberes y cultura local

 

“Cabe destacar que el principio de igualdad de género ha permitido lograr la participación activa de las mujeres, tanto en la etapa de priorización de proyectos y necesidades, como en el seguimiento de la ejecución de los mismos, a través de la presencia de al menos una mujer en los Comités de Gestión Comunal” Ana Claudia Alí, Coordinadora de Desarrollo de Medios de Vida

Al mismo tiempo, se fortalecen las capacidades personales e interpersonales de los participantes en cuanto a análisis de problemas, planificación, toma de decisiones asertivas, liderazgo, trabajo en equipo, gestión del conflicto, seguimiento y ejecución de proyectos, entre otros.

“Trabajar con este enfoque metodológico en las comunidades ha permitido a la Fundación centrar sus esfuerzos en el empoderamiento de mujeres y hombres para la toma de decisiones en los espacios comunitarios, que aportaran significativamente a su desarrollo y bienestar, por consecuencia directa a una mejor organización, trabajo en equipo y sinergia” Yadilca Coa Coordinadora de Desarrollo Social.

Proceso operativo

El enfoque de ciclo de proyectos, permite al equipo de profesionales de la Fundación tener una mirada holística e integral del proceso participativo, es así que se aplican una serie de técnicas y herramientas de Diagnóstico Rural Participativo (DRP), análisis de Fortalezas, Oportunidades, Debilidades y Amenazas (FODA) entre otros, que promueven el análisis de factibilidad de los proyectos priorizados. De esa manera, además se logra crear ambientes de confianza, camaradería, consulta y por consecuencia se fortalecen las habilidades sociales de los líderes locales, para que en futuros procesos puedan ellos mismos realizar levantamientos de información en sus propios contextos. Comprensión

Como producto de este proceso las comunidades Identifican, evalúan, analizan y priorizan sus necesidades, elaboran un plan de acción que incluye protocolos de ejecución, y se organizan para la implementación y seguimiento de los proyectos.

En el periodo 2016-2017 FUNDESOC ha logrado trabajar con aproximadamente 4.975 personas de diferentes comunidades del Chaco cruceño, quienes han identificado sus propios proyectos, los cuales son ejecutados en el marco de la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) de empresas del sector hidrocarburos y de otras empresas comprometidas con el crecimiento, desarrollo y mejora de la calidad de vida de los bolivianos.

Estos proyectos se impulsan a través de dos componentes estratégicos: Desarrollo de Medios de Vida y Desarrollo Social. En el primero se ejecutan proyectos de alto impacto socioeconómico en áreas de desarrollo productivo, agua para el desarrollo, vivienda digna y segura entre otros; y en el segundo se ejecutan proyectos de alto impacto social en temas de educación, salud, prevención de riesgos sociales y servicios a empresas en el fortalecimiento de capacidades personales, interpersonales y sociales.